Bienvenidos al Centro del Alérgico - Av. Las Condes 6815


  Centro médico: (56 2 ) 29523200 - (56 9 ) 3199 9378 Tienda del Centro médico: (56 2 ) 27216976

All posts by Marco Bustos

Rinovirus o virus del resfrío común

(Fuente: Polenes.cl)

Clasificados dentro del grupo de los picornavirus, los Rinovirus son la principal causa de resfrío común y/o rinosinusitis.

Leer más…

Existen al menos 100 diferentes tipos (serotipos antigénicos). La infección por uno de estos serotipos, confiere una inmunidad (protección) para ese tipo, que es variable y limitada en el tiempo y casi nula para los otros serotipos. Esto explica la alta frecuencia de reinfecciones y contagiosidad de este virus.

 EPIDEMIOLOGÍA

Solo los humanos y chimpancés son infectados por este virus.

La transmisión ocurre predominantemente de persona a persona, a través de las manos y vía aérea.

Aunque se presenta con mayor frecuencia en otoño e invierno, está presente durante todo el año y por lo general varios serotipos circulando simultáneamente.

PERIODO DE INCUBACIÓN

Usualmente 2 a 3 días (días que pasan desde que tuvo contacto con el virus y comienzan los síntomas). Ocasionalmente hasta 7 días.

PERIODO DE SÍNTOMAS

Dura habitualmente entre 5 a 10 días y las clásicas molestias son:

– secreción nasal abundante, que inicialmente es casi siempre acuosa y al pasar los días se va haciendo mas espesa, pudiendo hacerse muco purulenta. Si esta última carácterística se prolonga más de 7 a 10 días cabe pensar en una sobre infección bacteriana como complicación.

Otros síntomas habituales son:

–          congestión nasal

–          lagrimeo

–          dolor de garganta

–          tos generalmente seca

–          dolor de cabeza

–          malestar general leve a moderado

Este cuadro por lo general cursa sin fiebre en los adultos, sin embargo en los niños puede presentarse con una elevación moderada de la temperatura.

PERIODO DE CONTAGIOSIDAD

Es variable. Generalmente se correlaciona con la excreción viral en las secreciones nasofaringeas, las que son más abundantes entre los 2 y 3 primeros días de infección. Usualmente termina entre los 7 a 10 días aunque la excreción viral puede continuar hasta 3 semanas.

COMPLICACIONES

Si en el niño los síntomas catarrales se prolongan más de una semana o presenta dolor de oídos o secreción por el conducto auditivo se debe sospechar una complicación, por lo cual debe consultar a su médico. La complicación más frecuente es la sobre infección bacteriana como sinusitis, adenoiditis y bronquitis.

Estas pueden ser desde leves a graves, aunque igualmente necesitarán de control con un médico.

EXÁMENES DE DIAGNÓSTICO

A pesar de que no se utilizan en la práctica diaria, lo más específico para el diagnóstico es el aislamiento viral a través del cultivo en células adecuadas. El gran número de tipos antígenos hace que el diagnóstico por serología sea impracticable.

TRATAMIENTO

No hay tratamiento específico. Debido a que es un cuadro autolimitado, se tratan sus síntomas: reposo, buena hidratación y analgésicos si necesario.

La eficacia de antihistamínicos y descongestionantes es discutible en menores de 5 años; a pesar de ello se utilizan masivamente.

Los antibióticos no se recomiendan, no tienen ninguna utilidad y pueden ser contraproducentes al producir gérmenes resistentes difíciles de eliminar ante una eventual complicación posterior.

MEDIDAS PREVENTIVAS

El lavado frecuente de manos con jabón junto con medidas higiénicas adecuadas en salas cunas, jardines infantiles, colegios y hogares, ayudan a disminuir la diseminación del rinovirus. Se debe evitar enfriamientos.

Leer Más

¿Qué es ser Celiaco?

La enfermedad celiaca es una enfermedad digestiva que daña el intestino delgado y altera la absorción de las vitaminas, minerales y demás nutrientes que contienen los alimentos.

Los pacientes con enfermedad celíaca no toleran una proteína llamada gluten, que se encuentra en los cereales (trigo, avena, cebada, centeno). Cuando toman alimentos que contienen gluten, su sistema inmune responde y se produce el daño en la mucosa del intestino delgado.

La alteración de la absorción de los alimentos conlleva malnutrición, aunque se mantenga una ingesta adecuada.

Existe un componente genético, por lo que es más frecuente en determinadas familias.

Leer más….

¿Cuáles son los síntomas habituales

Existe una gran variabilidad en los síntomas y no siempre existen síntomas propiamente digestivos. Los síntomas que presentan los pacientes con enfermedad celíaca dependen de la deficiente absorción de los nutrientes que contiene la dieta.

Pueden tener cualquiera de los siguientes síntomas (combinados o aislados):

•Diarrea crónica.

•Pérdida de peso.

•Deposiciones abundantes, grasientas.

•Anemia inexplicada.

•Dolor abdominal recurrente.

•Gases.

•Dolores óseos y articulares.

•Calambres musculares.

•Cansancio.

•Retraso del crecimiento.

Algunas personas con enfermedad celíaca no refieren ningún síntoma, porque la parte no dañada de su intestino es capaz de absorber suficientes nutrientes para prevenir los síntomas.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Te aconsejamos solicitar una hora o cita con un Inmunólogo para que evalue tú situación en el Centro del Alérgico.

¿Cuáles son las causas?

La causa de la intolerancia celíaca es desconocida, pero probablemente sea debida a:

•Susceptibilidad genética a la intolerancia.

•Agentes ambientales, probablemente infecciones virales u otra infección.

•Asociación con otras enfermedades autoinmunes que también son producidas por la combinación de susceptibilidad genética e infecciones.

¿Cuáles son las complicaciones?

La mayoría de las complicaciones de la enfermedad celíaca están en relación con los déficits nutricionales secundarios a la alteración de la absorción de los alimentos: osteoporosis, baja talla o retraso del crecimiento, malformaciones congénitas en hijos de madres celíacas no tratadas durante el embarazo, mareos y convulsiones, etc.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la enfermedad celiaca puede ser difícil, porque los síntomas que produce esta enfermedad también aparecen en muchas otras enfermedades.

Los pacientes con enfermedad celíaca tienen niveles elevados de anticuerpos contra el gluten (anticuerpos anti-gliadina, anti-endomisio, anti-reticulina y anti-transglutaminasa). Si los niveles de estos anticuerpos en sangre están elevados, la manera de confirmar la enfermedad es estudiar una biopsia de la mucosa del intestino delgado.

La confirmación del diagnóstico hoy por hoy se basa en concurrencia de sospecha clínica, serología y biopsia intestinal compatibles con la celiaquía.

¿Cómo la tratamos?

El único tratamiento de la enfermedad celíaca es evitar todos aquellos alimentos que contengan gluten, aunque sea en cantidades mínimas. Deben evitarse estos alimentos toda la vida.

Existen muchos alimentos que contienen gluten y esta proteína está también presente en muchos aditivos de productos manufacturados.

Una vez instaurada la dieta sin gluten, la recuperación puede no ser inmediata y las biopsias de duodeno pueden tardar hasta 2 años hasta ser completamente normales.

Al principio del tratamiento, además de la dieta sin gluten, suelen asociarse suplementos dietéticos de las vitaminas o minerales en los que se detectan déficits para favorecer una recuperación más rápida.

Un pequeño porcentaje de pacientes con enfermedad celíaca no mejoran lo esperado con la dieta sin gluten y requieren otros tratamientos farmacológicos asociados. Estos pacientes son los más propensos a desarrollar complicaciones de la enfermedad.

Leer Más

Alergias raras y poco frecuentes

Todos conocemos las alergias más comunes, pero existen muchas alergias raras que quizás te sorprendan.

Desarrollar alergia a algún elemento significa tener una hipersensibilidad a una partícula o sustancia que, si se inhala, ingiere o toca, produce unos síntomas y una reacción en el cuerpo específica. El número de personas con alergia ha crecido exponencialmente y continúa en aumento. Su aparición en personas, en muchos casos ya adultas, es cada vez más frecuente. Son frecuentes las alergias a ciertos alimentos, al polen, a los ácaros del polvo, medicamentos, las picaduras de insectos y al pelo de algunos animales. Y es que, más allá de las típicas alergias que todos conocemos, existen muchas alergias raras, realmente curiosas y poco frecuentes. El Centro del Alérgico te cuenta algunas de estas alergias raras que pueden resultar sorprendentes.

Urticaria solar o alergia al sol

Es conocida como erupción polimorfa lumínica. La padece un 10% de la población y ocurre con mayor frecuencia entre las personas de pieles muy claras. La causa exacta es desconocida pero se cree que la epidermis no tolera las proteínas que se generan al recibir la radiación solar. No es hereditaria, ni existe un grupo con una tendencia mayor a desarrollarla.

Una primera reacción suele cursar con la aparición de granos en zonas expuestas al sol, como la cara o el escote. Las personas que la padecen, normalmente puede presentar en la piel pequeñas ronchas o comezón excesiva, en el peor de los casos pueden aparecer quemaduras, que pueden aparecer incluso llevando ropa o protector solar. Para evitar su aparición los dermatólogos recomiendan que la exposición al sol sea paulatina, acompañada de la ingestión de alimentos antioxidantes como la zanahoria, que tiene cualidades fotoprotectoras, y que además se empleen fotoprotectores de índice alto.

La mayoría de las alergias más raras provocan, entre otras cosas, molestas urticariasl

Urticaria acuagénica o alergia al agua

Por muy extraño que pueda parecer, existen personas que son alérgicas al agua. El contacto de la piel con el agua produce una reacción cutánea muy molesta que consiste en un enrojecimiento y picor que tarda horas en desaparecer. Es sumamente rara, tan sólo la padecen alrededor de 30 personas en todo el mundo, es decir, una persona por cada 230 millones.

El contacto del agua por breve que sea, y a cualquier temperatura, puede generar una importante erupción cutánea, además de ronchas o placas eritematosas y edematosas. Lo más grave es que dificulta la higiene personal, por lo que se recomiendan duchas breves. El tratamiento con antihistamínicos es lo único que se puede hacer, pues se desconoce la causa de su aparición y no existe una cura completa.

Hipersensibilidad al frio

Es una reacción ante la exposición a estímulos fríos tales como viento, bajas temperaturas, lavado o inmersión en agua fría, contacto con objetos fríos o ingestión de bebidas o alimentos fríos. Aunque representa menos del 3% de las alergias, afecta a 1 de cada 2000 personas. Puede aparecer a cualquier edad pero es más frecuente en adultos jóvenes. Se manifiesta con una reacción aguda de habones rojizos en la piel que producen picor, fiebre, malestar general, dolor de cabeza, abdominal y de articulaciones.

Para su diagnóstico se utiliza un cubito de hielo y se observa la reacción del cuerpo ante un contacto más o menos prolongado. El tratamiento con antihistamínicos puede aliviar los síntomas pero no previenen futuras reacciones. También se utilizan tratamientos de inducción de tolerancia al frío, en los que progresivamente y de manera controlaada se expone a la persona a bajas temperaturas.

Alergia al semen

El 5% de las mujeres sufren esta rara alergia, incluso ha habido casos de hombres que también son alérgicos a su propio esperma. Se desarrolla en el cuello de la matriz de algunas mujeres, pero no causa síntomas alérgicos comunes, sino que el fenómeno es interno y silencioso. Aparece un importante ardor en la zona donde se ha producido contacto con el semen, irritación, comezón…. Es difícil de diagnosticar, pues tienda a confundirse con infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Se desconoce la causa que la provoca, pero se cree que es originada por determinadas proteínas del semen. Se trata de una de las alergias más extrañas.

Alergia al sudor

Algunas personas afirman padecer de alergia a su propio sudor. Sin embargo, aún no existe evidencia médica de que esta patología exista realmente. En estas personas aparece en las zonas de mayor sudoración (manos, pies axilas), habones con picor y enrojecimiento, zonas con dermatitis… Los expertos prefieren no hablar de una alergia al sudor como tal, sino de diferentes sustancias presentes en el sudor que pueden irritar la piel. También lo relacionan con sustancias químicas procedentes de alimentos, bebidas o cosméticos que serían secretadas a través de la piel. Y es que la sudoración también puede agravar las irritaciones cutáneas ya existentes. En caso de sospecha de alergia al sudor, conviene descartar alergia a cosmética, perfumes, geles, champús etc.

Alergia al ejercicio

Es producida por la actividad física u otro agente que hace reacción con el movimiento del cuerpo. Normalmente no la produce sólo el ejercicio físico, si no algún otro agente que hace reacción con el movimiento del cuerpo. En la mayoría de los casos se trata de una rara alergia alimentaria que se activa con el ejercicio, aunque también existen casos relacionados con el consumo de alcohol o el clima del lugar donde se practique la actividad.

No existen porcentajes claros de personas con una alergia a alimentos asociada al ejercicio, pero sí se sabe es que es más frecuente de lo que se creía. Generalmente a medida que el ejercicio avanza y la temperatura corporal aumenta, aparecen picores, mareos y algunos síntomas típicos de las alergias, como urticaria e hinchazón, pudiendo llegar a provocar anafilaxia. La mayoría de los síntomas pueden controlarse tomando medicamento y desacelerando o interrumpiendo el ejercicio tan pronto como los síntomas comienzan. Es recomendable hacer ejercicio con alguien que conozca nuestra alergia y llevar un registro y control de lo que se come antes de practicar la actividad, para que se pueda identificar las cosas que te pueden desencadenar una reacción alérgica.

Electrosensibilidad o hipersensibilidad electromagnética

Esta alergia es provocada por móviles, microondas, ordenadores… y su desarrollo es cada vez más frecuente, debido a las nuevas tecnologías y a la exposición a los campos electromagnéticos que su uso conlleva. Se presenta comúnmente en forma de cansancio continuo, dolores de cabeza, náuseas, vértigo y problemas digestivos. Los afectados por ese tipo de alergia pueden hacerse sensibles a niveles de radiaciones que normalmente, para el público en general, pasarían desapercibidos. Se trata de un tipo de alergia de reciente descubrimiento y aún en estudio, por lo que no se conoce el número de casos afectados por ella, sin embargo, es cada vez más común.

Alergia a las vibraciones

Normalmente está relacionada con la vibración mecánica, como las vibraciones que producen el movimiento de un barco o un coche. Las personas que la padecen siente la vibración como una agresión y su cuerpo comienza a liberar histaminas, haciendo que proliferen las erupciones y las llagas en menos de cinco minutos. Las vibraciones transmitidas a manos y brazos provocan problemas vasculares, impactos de distinto nivel en huesos o articulaciones, y dolores nerviosos o musculares. Para evitarlo se debe reducir al máximo la duración e intensidad de la exposición.

Dermografismo o alergia a la presión.

También se conoce como “escritura sobre la piel”. Es un tipo de hipersensibilidad relacionada con cualquier golpe o presión que se haga sobre la piel, lo que generalmente se manifiesta con manchas o urticaria. Es uno de los tipos más frecuentes de urticaria, del 2 al 5 % de la población lo padece. El roce con la dermis provoca una hinchazón exagerada y visible en el cuerpo debido a la vasoconstricción.

Leer Más

¿Qué es la Sinusitis?

(Fuente: polenes.cl)

sinusitis es una inflamación aguda o crónica de los senos nasales (cavidades dentro de los huesos de la mejilla que se hallan alrededor de los ojos y detrás de la nariz). Las principales funciones de estos senos son entibiar, humedecer y filtrar el aire en la cavidad nasal. También juegan un papel importante en nuestra capacidad para vocalizar ciertos sonidos.

Leer Más