Bienvenidos al Centro del Alérgico - Av. Las Condes 6815


  Centro médico: (56 2 ) 29523200 - (56 9 ) 3199 9378 Tienda del Centro médico: (56 2 ) 27216976

Consejos para los Alérgicos

Si eres alérgico al moho, puedes sentirte como si estuvieras luchando una batalla perdida. El moho prospera en diferentes lugares,  tanto dentro como fuera del hogar.   Pero puedes tomar medidas para limitar su exposición. Presta  atención a los niveles de esporas al aire libre. Cuando son altos, no pases tanto tiempo afuera.

Piensa antes de salir

El moho  es más probable que esté en ciertos tipos de tiendas y negocios. Los ejemplos incluyen invernaderos, granjas, florerías, sitios de construcción y tiendas de antigüedades. Antes de entrar a ellas, toma tu medicamento para alergias o utiliza una máscara contra el polvo.

Aprende a evitarlo

Campos sin cortar y montones de hojas húmedas son lugares privilegiados para el moho. Aléjate si puedes. Si necesitas cortar el césped, desenterrar plantas o rastrillar las hojas, usa una máscara contra el polvo. Cuando regreses al interior de tu hogar, toma una ducha para lavar cualquier espora de moho que se enganchó en tu piel y/o cabello.

 

Saca la humedad

Has que tu hogar tenga menos moho. La clave es controlar la cantidad de humedad en el aire. Los deshumidificadores y los acondicionadores de aire te ayudarán. La humedad debe estar por debajo del 60%.   Entre 35% y 50% es incluso mejor. Puedes comprar un medidor de bajo costo para medir la humedad en tu casa.

 

Mantén tu casa  limpia

El moho puede prosperar en baños cálidos y húmedos y también en cocinas húmedas. Una superficie limpia evita ese caldo de cultivo.  Limpia especialmente la escoria o grasa de jabón.   Un extractor o una  ventana abierta en el baño te ayudará a reducir la humedad.  En la cocina, evita el goteo de las cacerolas y del refrigerador. También de los sellos de la puerta y de los tachos de basura.

 

 

Revisa tu bodega

Una bodega húmeda puede ser un lugar mohoso. Baja la humedad girando el termostato o haciendo funcionar un deshumidificador. Elije suelos como linóleo o concreto que no contenga humedad. Y echa un vistazo a lo que estás almacenando. El moho puede crecer en papeles viejos, ropa de cama y ropa. Mantén las cosas en recipientes herméticos a prueba de agua, donde el moho no puede colarse.

 

Superficies duras

Si observas que hay  moho en alguna superficie dura de tu hogar, como vidrio, plástico o azulejos, límpialo con un spray hipoalergénico científicamente comprobado.  Paralelamente busca  la fuente de él para evitar que suceda otra vez.

Filtra tu aire

Una unidad de aire acondicionado con un filtro de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA), atrapará las esporas de moho al aire libre y las mantendrá fuera de tu casa. También es importante mantener las bandejas de goteo del AC y las líneas de drenaje limpias para que el moho no pueda crecer en ellas. Asegúrate de que las rejillas de ventilación de la secadora también estén despejadas.

 

Actúa rápido

La acción rápida vale la pena. Si una fuga o derrame deja la alfombra mojada, séquala a la brevedad para evitar que el moho crezca. Seca  el agua del piso y arregla de inmediato  las tuberías con fugas y los grifos.                                                                                                                                                                    ¿Es necesario limpiar las canaletas?  Sí.  No demores. Las hojas húmedas en el interior son un caldo de cultivo.

 

Revisa el jardín

Has todo lo que puedas para mantener la base de tu casa seca. Rastrilla las hojas muertas de su alrededor  y también limpia arbustos y plantas más gruesas. Asegúrate de que el agua de lluvia se evacue rápidamente de tu casa. Si vives en un lugar sombreado, estos pasos son muy importantes, ya que la falta de sol significa que toma más tiempo para que el agua se seque.

 

Comments