Bienvenidos al Centro del Alérgico - Av. Las Condes 6815


  Centro médico: (56 2 ) 29523200 - (56 9 ) 3199 9378 Tienda del Centro médico: (56 2 ) 27216976

Alérgenos del aire libre

La rinitis alérgica de temporada, a menudo llamada “fiebre del heno”, afecta a más de 35 millones de personas en los EE.UU. y se calcula que a más de un 30% de la población en Chile. Estas alergias de temporada se deben a sustancias denominadas alérgenos. El polen y las esporas de moho presentes en el aire son alérgenos del aire libre que comúnmente desencadenan síntomas durante la primavera y el otoño. Durante estas épocas, quienes sufren de rinitis alérgica de temporada experimentan mayores síntomas de estornudos, congestión, nariz bloqueada y picazón en la nariz, el paladar, la garganta, los ojos y oídos; dependiendo de dónde vivan y el alérgeno exacto al cual sean alérgicos.

 Polen

El polen consiste en células masculinas diminutas con forma de huevo que producen las plantas en flor. Estos gránulos microscópicos de polvo son necesarios para la fertilización de las plantas. La partícula promedio de polen tiene un ancho menor que un cabello humano promedio.

 El polen de plantas con flores de colores vivos, como las rosas, generalmente no desencadena alergias. Estos tipos de polen grande y ceroso van de una planta a otra transportados por abejas y otros insectos. Por otro lado, muchos árboles, céspedes y hierbas de poca altura tienen tipos de polen pequeño, liviano y seco aptos para diseminarse con las corrientes de aire. Estos son los que desencadenan síntomas de alergia.

 La rinitis alérgica de temporada a principios de la primavera a menudo se desencadena por el polen de árboles como roble, cedro rojo del oeste, olmo, abedul, fresno, nogal americano, álamo, sicomoro, arce, ciprés y nogal. A fines de la primavera y principios del verano, es el polen de los céspedes (incluidas las variedades Timothy, Bermuda, Orchard, Sweet Vernal, Red Top y algunos azules) que a menudo desencadenan los síntomas.

Pólenes

Cada planta tiene un período de polinización característico (ver calendarios polínicos en la portada) no obstante se  presentan algunas variaciones año a año. En Chile Clásicamente comienzan a polinizar primero los pólenes de arboles entre fines de Agosto y principios de Septiembre, siendo al plátano Oriental el caso más emblemático en Santiago. Posteriormente hacia fines de Octubre se comienzan a registrar niveles significativos de polenes de pastos y diversas malezas. Cada ciudad tiene su propio perfil en cuanto al tipo de arboles, patos y malezas que provocan la alergia. Asi por ejemplo tal como en Santiago la principal causa de alergias serán los pólenes de plátano oriental y pastos, en Valparaíso es el polen de parietaria Judaica, en Talca el Olivo, los pastos y la ambrosía y en Temuco los pastos.  Por otra parte también a fecha en la cual polinizan los diversos vejetales varía, y en general en Chile mientras más al sur más tardía es la polinización.

 Mohos

Los mohos son hongos microscópicos, relacionados con las setas y el mildiú, pero sin tallos, raíces ni hojas. Sus esporas flotan en el aire como el polen, y están presentes a lo largo del año en muchos estados. A diferencia del polen, los mohos no tienen una temporada específica, pero se ven afectados por las condiciones meteorológicas como el viento, la lluvia o la temperatura. Las esporas del moho del aire libre comienzan a aparecer después de un derretimiento de primavera y alcanzan su nivel máximo en julio, en los estados más cálidos y en octubre en los estados más fríos. Los mohos pueden hallarse todo el año al aire libre en el sur y en la costa oeste.

 Entre los mohos comunes presentes en el aire cabe mencionar alternaria, cladosporium y aspergillus. Los mohos están presentes en casi todo hábitat posible. Al aire libre, pueden hallarse en la tierra, la vegetación y la madera que se pudre. Los mohos pueden también encontrarse en interiores de áticos, sótanos, baños, refrigeradores y otras áreas donde se guarden alimentos, botes de basura, alfombras y tapices.

 Tres esporas de Alternaria y polen de Arce en la atmósfera de Santiago de Chile

 Recuentos de polen y moho

Los recuentos de polen y moho miden la cantidad de alérgenos presentes en el aire. Los recuentos se compilan mediante una variedad de métodos. Los recuentos de polen y espora de moho pueden determinarse diariamente y se informan como granos por metro cúbico de aire.

 En Chile la labor de monitoreo polínico es llevada a cabo y coordinada por la Fundación de Aerobiología Medio Ambiente y Salud (FUNDAMAS) en convenio  con otras instituciones como son la Clínica Servet, la Universidad de Talca, La Universidad Católica de Temuco y el Hospital Van Buren. Estas estaciones han sido certificadas por la Sociedad Chilena de Alergia e Inmunología y son el organo oficial de difusión del nivel de pólenes para la WAO (World Allergy Organization)

 La interpretación de los recuentos de polen y moho y su relación con los síntomas es compleja. Las técnicas de muestreo como los tipos de dispositivo empleados y su ubicación dentro de la comunidad pueden afectar los recuentos. Si bien muchos pacientes desarrollan síntomas cuando los recuentos de polen son de 20-100 granos por metro cúbico, los síntomas de uno pueden también verse afectados por la exposición reciente a otros alérgenos, la intensidad de la exposición al polen y la sensibilidad individual. Los recuentos de polen reportados al público se toman generalmente durante uno a tres días precedentes y pueden variar ampliamente de un día a otro en una temporada. En general, el uso de recuentos de polen para predecir la gravedad de los síntomas en una persona dada es algo limitado.

 Efectos del clima y la ubicación

El clima puede influir en los síntomas de la fiebre del heno. Los síntomas alérgicos a menudo son mínimos en los días de lluvia, nublados o sin viento, porque el polen no se desplaza con estas condiciones. El tiempo cálido, seco y con viento indica mayor distribución de polen y moho, por ende, mayores síntomas alérgicos.

 Si usted es alérgientes en el área, dentro de uno o dos años. Por lo tanto, mudarse a otra parte del país para escapar de las alergias es a menudo una experiencia desilusionante en definitiva y no recomendable.

 El tratamiento adecuado, y no el escape, es el mejor método de combatir sus alergias. Si sus síntomas de alergia de temporada lo tienen desesperado, consulte a su especialista en alergias, quien recopilará su historial completo y realizará exámenes, si es necesario, para determinar exactamente cuáles tipos de polen o moho desencadenan sus síntomas. Le ayudará a determinar cuándo estos alérgenos presentes en el aire son más prevalecientes en su área. Para reducir sus síntomas, su especialista en alergias puede también recetar un aerosol nasal antialérgico, antihistamínico no sedante, descongestionante u otros medicamentos.

 Si sus síntomas continúan o si los tiene durante muchos meses del año, su especialista en alergias puede también recomendar el tratamiento de inmunoterapia, también llamado de vacunas o inyecciones antialérgicas. Este tratamiento consiste en recibir inyecciones periódicamente según lo determine su especialista en alergias, por un período de tres a cinco años. Este tratamiento ayuda al sistema inmunológico a hacerse cada vez más resistente al alérgeno específico, y disminuye sus síntomas así como la necesidad de futuros medicamentos.

 Qué hacer y no hacer

A continuación se señalan algunas cosas que hacer y no hacer que puede convenirle seguir durante las temporadas de polen y moho para disminuir su exposición a los tipos de polen o moho que desencadenan sus síntomas de alergia.

 MANTENGA sus ventanas cerradas en la noche para prevenir que entre polen o moho a la casa. Si es necesario, use aire acondicionado, el cual limpia, enfría y seca el aire.

 MINIMICE la actividad temprano en la mañana cuando generalmente el polen se emite entre las 5-10 a.m.

 MANTENGA las ventanas del automóvil cerradas al viajar.

 PROCURE estar en interiores cuando el recuento de polen o la humedad se informen a alto nivel, así como en días de viento cuando sopla polvo y polen.

 TOME vacaciones durante la mayor intensidad de la temporada de polen a una zona con menos polen, como la playa o el mar.

 TOME los medicamentos recetados por su especialista en alergias regularmente, en la dosis recomendada.

 NO tome más medicamento de lo recomendado tratando de disminuir sus síntomas.

 NO corte el césped ni se ponga cerca de césped recién cortado; el corte del césped agita el polen y el moho.

 NO barra hojas con rastrillo porque esto también agita el moho.

 NO cuelgue sábanas ni ropa a secar al aire libre. El polen y el moho puede acumularse en ellas.

 NO mantenga muchas, ni riegue mucho, plantas de interior si es alérgico al moho. La tierra húmeda promueve el crecimiento del moho.

Para conocer los niveles de pólenes en diversas ciudades de Chile consulte en www.polenes.cl  

Comments