Bienvenidos al Centro del Alérgico - Av. Las Condes 6815


  Centro médico: (56 2 ) 29523200 - (56 9 ) 3199 9378 Tienda del Centro médico: (56 2 ) 27216976

Dos de cada diez chilenos pueden sufrir de alergia

Si bien se puede distinguir entre alergias estacionales y permanentes, la presencia de personas que sufren alergia ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, proceso que según los especialistas del Centro del Alérgico no tiene retorno.

Manifestación de las alergias

La alergia es una hipersensibilidad del organismo ante una sustancia, por lo normal inocua para otras personas, pero que éste reconoce como extraña y la ataca de manera exagerada.

 

Los posibles alérgenos pueden ponerse en contacto con nosotros a través de:

  • Aire: polen de plantas, polvo de la casa, hongos, pelo de animales, etc.
  • Alimentos: pescados, huevos, frutos secos, etc.
  • Medicamentos: penicilina, aspirina, etc.
  • Picaduras y mordeduras de insectos
  • Piel: cosméticos, productos industriales, etc.

 

 

Las alergias pueden manifestarse como:

  • Rinitis alérgica: Se caracteriza por episodios recurrentes de estornudos y goteo nasal de aspecto acuoso junto a picazón y congestión nasal. Además, hay irritación, picazón y lagrimeo en los ojos.
  • Asma bronquial: Se presenta como dificultad respiratoria, con frecuencia acompañada de ronquidos o silbidos durante la exhalación.
  • Dermatitis atópica: Erupción en la piel de tipo eczematosa, semejante a un salpullido que produce mucha picazón. Ocurre principalmente en niños pero ocasionalmente afecta adultos.
  • Dermatitis por contacto: El contacto directo de la piel con ciertas sustancias químicas tales como detergentes, metales, tintes, etc., puede sensibilizarla de manera que un contacto subsiguiente con la misma sustancia provoque áreas localizadas de inflamación, apareciendo en la piel eczema, ampollas y enrojecimiento causando mucha picazón.
  • Urticaria: Se caracteriza por la aparición de ronchas rojizas en cualquier parte de la piel, que sobresalen ligeramente sobre la superficie. Cada roncha tiene una duración de algunas horas y luego desaparecen sin dejar rastro.
  • Angiodema: En algunas personas, la reacción en la piel puede ser profunda produciéndose hinchazones o edema en cualquier parte del cuerpo como párpados y labios.
  • Anafilaxia: Reacción alérgica que involucra los vasos sanguíneos causando una dilatación generalizada de éstos, lo que resulta en un rápido descenso de la presión sanguínea y el colapso y pérdida de conocimiento y aún la muerte si no se trata con prontitud.

 

SANTIAGO.- Si bien para muchos dejar atrás el frío y la lluvia para dar paso a tardes tibias y días soleados es la mejor parte del año, para otros es sinónimo de congestión, de ojos llorosos, de garganta apretada, en fin, del inicio de las clásicas alergias estacionales.

 

Según estimaciones médicas, 2 de cada 10 chilenos sufre de algún tipo de alergia, situación que se presenta de manera constante a lo largo del año o sólo en las estaciones de primavera y verano donde los pólenes y malezas comienzan a aparecer.

 

“La gente alérgica se puede alergizar a pólenes de malezas y pastos o se puede alergizar también a sustancias que están dentro del domicilio como son los ácaros, pero cuando tú te alergizas a los pólenes, que empiezan a aparecer en la primavera, va a ser generalmente de agosto hasta diciembre o enero”, explica el Director Médico del Centro del Alérgico, Dr. Pedro Mardones.

Si bien es posible anticiparse a estos episodios alérgicos estacionales, se requiere prevenirlo antes que aparezcan los síntomas, con un tratamiento que permita determinar específicamente qué tipo de alergia se padece y combatirla adecuadamente. De esta manera se hace necesario un test cutáneo que establezca con claridad a qué se es alérgico.

En Chile existe un calendario polínico (www.polenes.cl) donde semanalmente se informa sobre los niveles de pólenes. “De esta manera los pacientes pueden controlarse tomando antihistamínicos u otros fármacos, siempre recetados por un especialista, 15 ó 20 días antes que la estación comience”.

 

Más higiene, más alergias

“Entre más higiénicos nos hemos puesto más alérgicos nos estamos transformando”. Esa frase que a simple vista parece contradictoria es la explicación teórica, aún en estudio, del fuerte aumento de las alergias en las últimas décadas.

 

A juicio del doctor Mardones,  las alergias “han ido aumentando en forma muy importante”, sin embargo dicho incremento “no tiene una explicación clara, pero vemos que sí está ocurriendo en los países desarrollados”.

 

Una de las teorías que se postulan en torno al mayor número de personas alérgicas se trata de la llamada “hipótesis de la higiene”, que se refiere a que “en los últimos años la gente tiene menos contacto con los agentes infecciosos debido a las vacunas, al uso de antibióticos, a las condiciones higiénicas”, lo que está generando a su vez que el sistema inmunológico se esté transformando “más en un sistema inmunológico que reacciona con respuesta alérgica más que contra los agentes infecciosos”.

Siguiendo esta teoría, si hay pocas infecciones microbianas se empieza a producir la alergia, situación que se aprecia más en los países desarrollados donde la higiene adquiere una gran relevancia.

“Este incremento de las alergias también va acompañado de un incremento de enfermedades como la esclerosis múltiple y la diabetes. Quizás esta situación podría revertirse si volviéramos a ser más cochinos”, afirma el profesional.

 

 

Mala calidad de vida

Más del 50% de las consultas por alergia se deben a la rinitis alérgica, que afecta a la mucosa nasal, donde prácticamente la causa más frecuente es el pasto, maleza y ácaros.

 

El doctor Mardones comenta que a lo largo de la vida esta situación cambia. “Existe una marcha alérgica que dependiendo de la etapa de la vida se van presentando los tipos de alergias. Por ejemplo, los primeros meses de vida la alergia se expresa más en los niños a nivel de piel, como dermatitis alérgica, después en la etapa preescolar empieza a aparecer la rinitis alérgica y después se va a terminar en el asma bronquial”.

 

El profesional explica que una alergia no sólo causa malestar físico, sino además una mala calidad de vida que termina afectando el quehacer diario de una persona.

 

Los genes también juegan un papel preponderante en la aparición de las alergias. “Si ninguno de los padres es alérgico hay una  probabilidad de entre 10 ó 20% de tener un hijo alérgico, si uno de los padres es alérgico las probabilidades suben a un 50 %, pero si los dos padres son alérgicos las probabilidades son casi un 60 ó 70%”.

Comments