Bienvenidos al Centro del Alérgico - Av. Las Condes 6815


  Teléfono : Centro médico: (56 2 ) 29523200 - Tienda del Centro médico: (56 2 ) 27216976

Atento al Asma

Estar atento

Si su hijo tiene asma alérgica e inhala uno de sus desencadenantes, puede recibir un ataque de asma haciéndole toser, sibilancias y dificultad para respirar. Lo mejor es saber cuáles son los desencadenantes de su hijo para que pueda ayudarlo a evitarlos por completo o al menos mantenerlos lejos…. muy lejos.

Cada persona tiene su propio conjunto de desencadenantes, pero hay algunos comunes que usted puede tener en cuenta para prevenir

Ácaros del polvo

Estas pequeñas criaturas son uno de los desencadenantes más comunes del asma alérgica. Sobreviven alimentándose de las escamas de piel muerta que todos los humanos arrojan naturalmente. Se esconden en sábanas, colchones, almohadas, mantas, juguetes de peluche, alfombras, cortinas y muebles tapizados. No hay mucho que se pueda hacer para eliminar la piel muerta, pero se puede trabajar para evitar que los ácaros del polvo molesten a su familia. Lave cualquier ropa de cama al menos una vez a la semana en agua caliente, luego colóquelas en una secadora caliente. Lave los juguetes de peluche de la misma manera. Utilice cobertores anti ácaros con tela fabricada para evitar el paso de los ácaros en colchones, plumones  y almohadas. Si puede, utilice sprays anti ácaros certificados científicamente y rocíe alfombras, tapices, muebles, vinilo, y otras superficies lisas.

Cucarachas

Estas plagas están en todas partes y comen y beben lo mismo que usted: agua y sobras. Pero ellos (y sus excrementos) pueden desencadenar  asma. Para prevenirlo, mantenga los alimentos almacenados en la nevera o en un recipiente hermético, lave los platos inmediatamente después de usarlos, barra cualquier miga y tape cualquier agujero o grieta que permita que las cucarachas entren en su interior. También puede establecer trampas. Si usted ve cualquier excremento de cucaracha, bárralo de inmediato y póngalo en la basura.  Mantenga siempre la tapa del basurero cerrada y sáquelo a menudo.

 

 

Moho

Es un desencadenante interior y exterior para el asma alérgica.  En el exterior se desarrolla en el suelo y los residuos de la planta. Esto no  plantea un problema de salud. En el interior, el moho es un peligro. Está al acecho en lugares húmedos como los sótanos, el fregadero de la cocina, y en cualquier lugar que tenga fugas o agua estancada. La mejor defensa es deshacerse de la mayor cantidad de humedad posible de su hogar. Limpiar cualquier moho que pueda ver, usar ventiladores de extracción cuando esté en la ducha, y utilizar un deshumidificador o aire acondicionado. Una casa más seca también reducirá las cucarachas y los ácaros.

 

Animales

Los gatos,  perros,  hámsters,  pájaros, y otros amigos peludos y emplumados pueden también ser los desencadenantes del asma.  Pero la piel y las plumas no son el problema. Es la caspa, la orina y su saliva. Si no tiene una mascota, es mejor no conseguir una. Si lo hace, trate de mantenerla al aire libre, o al menos fuera de la habitación de su hijo y fuera de los muebles tapizados y alfombras. También es una buena idea bañar al animal con un champú para la alergia que producen las mascotas a sus dueños  y aspirar o barrer regularmente.

 

Polen

Las alergias al polen dependen de donde vivas y de la época del año. Por ejemplo, el polen de los árboles tiende a ser un problema en la primavera, mientras que la hierba es un problema en el verano, y el otoño. (El cambio climático también significa que las estaciones de polen pueden durar más de lo que solían hacerlo.)  Esté atento de las informaciones meteorológicas  y del conteo de polen, y haga que su hijo permanezca en el interior los días en que los recuentos sean altos.

 

Fumar

Hay un millón de buenas razones para mantenerlo a usted y a su hijo lejos del humo del tabaco.  Y el asma alérgica es una de ellas. El humo  es muy tóxico para los niños pequeños porque sus pulmones aún no están maduros. Asegúrese de que nadie fume en su casa o en su automóvil. Otros tipos de humo, como las estufas de leña, también pueden empeorar el asma. Si puede, evite los fogones de madera, dentro y fuera.

 

Olores

Muchos productos del hogar desprenden olores que pueden accionar un ataque del asma. Esto incluye agentes de limpieza con cloro, velas perfumadas, incienso, laca para el cabello, ambientadores, desodorantes y perfumes, pintura y pesticidas. Adquiera productos de cuidado personal sin fragancia. Si necesita usar pintura o pesticidas, asegúrese de que su hijo no esté cerca.

 

Comments